Un día o un mal día, ¿existen los zapatos de tacón cómodos?

Un día o un mal día, ¿existen los zapatos de tacón cómodos?

¿Cuántas veces llevar un zapato de tacón cómodo o incómodo ha sido capaz de decidir tu día? Por suerte o por desgracia, esta es una de las grandes realidades a las que nos enfrentamos las mujeres.

 

Siendo sinceras….¿cuantos pares de zapatos iguales habéis comprado porque el primero fue cómodo?, y es más, ¿cuantas veces habéis vuelto a la tienda para ver si “no va a llegar en otro color”?. 

 

Igual que si compramos una silla (por muy bonita que sea) esperamos poder sentarnos en ella, las mujeres esperamos poder andar todo el día con nuestros zapatos, o al menos soñamos con ello.

 

Llevar zapatos de tacón significa tener que poder hacer tu vida diaria, si quiero ir de compras, correr para coger el autobús, aguantar un día de trabajo de un lado a otro o bailar toda la noche, mis zapatos tienen que acompañarme. Por mi parte, no tengo chófer, así que no quiero un zapato que dependa de él. Por otra parte todavía no hemos encontrado la forma de hacer un pack atractivo de “Just-ENE + chófer”, por lo que trabajar en la comodidad es a día de hoy la mejor solución que se nos ha ocurrido. 

 

Zapatos rojos cómodos de JustEne

 

Muchas de vosotras que habéis usado un Just-ENE, nos preguntáis, ¿por qué son vuestros zapatos tan cómodos?


Siempre me gusta decir que en Just-ENE hacemos zapatos creados por mujeres para mujeres. Personalmente, antes de sacar un nuevo diseño, literalmente destrozo los zapatos. Mar, una de las piezas angulares de Just-ENE, todavía se pregunta qué hago con ellos, y siempre respondo lo mismo, "usarlos". Nunca he sido partidaria de zapatos que sólo son bonitos en el armario, por ello, todos los zapatos tienen que pasar la "Prueba de Irene", no fácilmente superable.


Las mujeres hemos conseguido disimular hasta el punto de parecer que tener tu pie prácticamente en contacto con el suelo es cómodo. Seamos realistas, no es cierto. ¡Cuánto daño ha hecho la frase de "para estar bella hay que sufrir"!. 

 

Somos conscientes de las limitaciones, y realmente tener tus pies al borde de los 90 grados respecto al suelo, no es cómodo. No obstante, inconformista por naturaleza, me niego a ser víctima de semajante tortura, y dicho sea de paso, nunca bajo de los 10 cm de tacón. Y si, es cierto, me gustan los retos.

 

Esta es una de las razones por las que permitimos customizar la altura del tacón, y de hecho, la altura máxima de tacón con la que trabajamos son los 10,5 cm sin plataforma (12 con ella) y todos nuestros zapatos (incluso las bailarinas) llevan esponjitas de gel incorporadas para hacer este “trámite” menos doloroso. No os vamos a engañar, si nunca has llevado 10 cm de tacón, tampoco hemos conseguido hacer magia, pero si éste es el tacón que te gusta y que llevas, te aseguro que notarás que son más cómodos de lo normal.

 

La horma es una de nuestras claves, la creación de un zapato comienza por ella, y sin una buena horma, es imposible hacer un buen zapato. En nuestro caso pasaron meses hasta que dimos con la horma que satisfacía nuestros requisitos (consecuencias de tener a dos mujeres fanáticas de los zapatos al frente de tan importante decisión). Buscábamos que fuera algo más ancha de lo normal, para que cuando calzaras un Stiletto, no sintieras que en lugar de 5 dedos tenías uno pero muy ancho, y evitar esa sensación de “no sé si he perdido los dedos de los pies o es que sólo se han dormido”. También reducimos mucho la deformación de los zapatos en la zona de los dedos. Muchas veces me he preguntado si me había dejado algún dedo dentro para conseguir que siguieran ahí marcados incluso estando en el armario. Con este tipo de horma, creo que hemos conseguido que llevar un Stiletto sea menos traumático para la mayoría de mujeres.

 

Clave para unos zapatos cómodos - Hormas de JustENE

 

También somos conscientes de que no todas las mujeres tenemos los pies perfectos (y me incluyo), por lo que muchas veces sacrificamos un poco el diseño para que a la mayor parte de vosotras os resulten cómodos. Desgraciadamente, ni todas las mujeres tenemos pies de revista, ni las "operaciones de pies" parecen estar tan avanzadas, por lo que me gusta que el zapato no ponga de manifiesto un juanete, un pie ancho o un pie con otras imperfecciones. Un zapato de tacón resalta la feminidad de una mujer, es elegante y resulta sexy…hasta que todo el mundo es consciente de que parece que tu pie tiene más de 5 dedos. 


Otro de los aspectos clave es el inyectado de goma en la suela. No sería capaz de contar las veces que he tenido que volver sujetándome a las paredes (con mucha dignidad y disimuladamente) porque cuando llueve por alguna extraña razón, parece que has entrado equivocadamente en una pista de patinaje. El inyectado no sólo evita el desgaste de la suela sino que mejora incríblemente el “agarre” en estas circunstancias, por lo que la estabilidad en días de lluvia está garantizada.


Siendo realistas, realmente Just-ENE es fruto de un pensamiento egoísta, me encantan los zapatos, me encanta Just-ENE y es mi ilusión y mi sueño, y éste pasaba por llevar unos zapatos con los que me sintiera cómoda, con los que no tuviera que llegar suspirando a casa deseando quitármelos, y con los que no tuviera que decidir volver una noche antes porque “no puedo con los pies”, y esto es parte de Just-ENE, un zapato en el que la mujer es el máximo exponente, porque no hace falta renunciar a la comodidad para sentirte sexy y atractiva sobre unos tacones. 

 

Y no podía dejaros sin adjuntar esta canción. Lo dicho: "YOUR SHOES ARE MADE FOR WALKING".

 

 

 

Un fuerte abrazo,

 

Irene Gil

Fundadora de Just-ENE