La Esencia de Just-Ene

La Esencia de Just-Ene

Just-Ene surgió como una pasión, una ilusión, un sueño, y por qué no, un reto personal. Siempre que he pensado en Just-Ene, he querido que reflejara todo ello. 

 

La esencia de Just-Ene empieza a coger forma cuando, Mar, Directora Creativa y compañera incondicional de esta aventura, me dijo que teníamos que poner nombres a nuestras hormas. 

 

Después de unos segundos pensando, lo vimos claro, nuestra vida está llena de personas con las que hemos compartido experiencias, risas, lloros, que de una forma u otra nos han apoyado, guiado, nos han dado un abrazo cuando lo necesitábamos, personas que, de ninguna forma, nos han dejado indiferentes. Por tanto, nuestras hormas tenían que tener el nombre de aquellas personas que considerábamos especiales e imprescindibles en nuestras vidas.

 

Mar, Susana, Micaela, Mª Luisa, Berta, María...tienen su origen en personas que tanto Mar como yo admiramos y valoramos estén o no estén ya a día de hoy.

 

A partir de ahí empecé a pensar, me di cuenta que cada persona, tiene algo que la hace especial y diferente, algo que la hace única, y por suerte, tenía un proyecto entre manos que justo se basaba en reconocer esa diferencia en las personas, que permitía a cada uno imprimir su carácter, su estilo.

 

El mundo está lleno de personas únicas, especiales, que ríen, lloran, defienden en lo que creen, luchan día a día por ser felices y que en resumen, tienen su propia esencia. Es por eso que con Just-Ene, hemos querido que cada mujer se diferencie, siendo realmente ella la que imprime su esencia en nuestros zapatos, teniendo la posibilidad de crear algo tan único en el mundo como ella misma.

Es por eso que en Just-Ene, nos alegra enormemente que forméis parte de nuestra familia. Por qué sin más, sois especiales.

Un fuerte abrazo,

Irene

Fundadora de Just-Ene